La Llorona, Mito y Canción


“Ay de mi, llorona, llorona,
llorona de azul celeste.
No dejaré de quererte Llorona,
aunque la vida me cueste”.

Si preguntamos por la leyenda de La Llorona, lo mas probable es que muchos recuerden aquellos viejos capítulos del Chavo del 8, donde salía Doña Clotilde caminando en bata y diciendo: “Donde están mis hijos”, mientras el Chavo y la Chilindrina temblaban de miedo. Lo cierto es que La Llorona es una de las leyendas más conocidas de México y también podemos encontrar lloronas en Colombia y Guatemala, con algunas variaciones según el lugar.

Uno de las teorías mas conocidas sobre el origen de La Llorona, cuenta que una mujer indígena se enamora de un español con el que tiene tres hijos, pero debido a su situación él nunca le propone matrimonio, algo común en la época, y la abandona para casarse con una española. La pobre mujer al enterarse de la traición, presa del dolor ahoga a sus hijos en el río. Luego al darse cuenta de lo que había hecho, se suicida. Desde entonces, su fantasma vaga por las riveras de los ríos diciendo “Ay, mis hijos!”.

Este mito no solo alimenta juegos infantiles sino que también ha inspirado a diversos artistas de todo género. Un ejemplo es bella versión “La leyenda de la Llorona” del grupo español Mago de Oz:

El estado de Oxaca (México) le dedica una canción folclórica, que es la que realmente inspira este post, que va cambiando la letra según el intérprete y la región, pero siempre siguiendo la misma línea de melancolía que caracteriza la leyenda.

Chavela Vargas y Lila Downs aparecen en “Frida” con dos de las mejores interpretaciones:

La Llorona – Chabela Vargas (audio)

La Llorona – Lila Downs (audio)

Incluso la película “Little Miss Sunshine” tiene una versión instrumental de este clásico en su banda sonora.  Los invito a escucharla aqui.

 

About these ads

7 Respuestas a “La Llorona, Mito y Canción

  1. Lindas todas! Chabela Vargas es una maestra.

  2. que linda cancion (la de chabela vargas)
    a proposito, en la cancion “mentira” de manu chao , en el minuto 02:38 hay un sample de chabela vargas cantando ‘…te quiero mas que a mi vida llorona… ‘pero no es la misma cancion (LA LLORONA)
    alguien sabe como se llama la cancion? (el sample):

  3. FLASH! FLASH!
    calientito!… a escribir de nuevo el articulo.
    la llorona es nada mas y nada menos que la diosa Cihuacóatl…
    el sincretismo la convirtio en la llorona.
    fuente:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Cihuac%C3%B3atl

    http://en.wikipedia.org/wiki/Cihuacoatl

    (la version en ingles es mas completa)

  4. Giorgio: Jajaja, esa no la sabía! ;)
    Gracias por la contribución!

  5. La llorona, si sabía de ella y de su leyenda desde los tiempos inmemoriales del Chavo del 8. La curiosidad me llevó a preguntar y buscar que era eso de “¿Donde están mis hijos?” pero recién ahora ahora la asocio con todas las terribles noticias de madres que matan sus hijos que pueblan nuestros noticieros y diarios. Atroz, tenemos tantas lloronas, demasiadas. Cuando la vida te sobrepasa la inclinación tanática te atraviesa.
    Chavela vargas, genial como ella sola. Muy bueno @capricho_x

  6. n0 enkontre nada qe
    chafA pagina =p

  7. EL COMPLEJO DE MEDEA
    Situación patológica que padecen madres denominándose “Síndrome de Medea”, donde debe incluirse no sólo el abandono y el daño físico, sino también las agresiones psicofísicas o afectivo-emocionales o el daño social, económico e incluso la muerte que, en ocasiones, puedan recibir los hijos de padres separados.

    El ’Síndrome de Medea’, que hace referencia a la tragedia griega sólo sirve como una cosa explicativa, pero no es una patología ni un criterio diagnóstico. Simplemente uno puede decir que le pasó lo mismo que a Medea: En una celotipia patológica, cometió parricidio con sus hijos”.

    Entendamos que también hay sujetos femeninos que identifican la feminidad fundamentalmente con la maternidad y que refuerzan esta identificación desde el reconocimiento del otro. El homicidio del propio hijo representa (más allá de la venganza) la destrucción de lo que simbolizaba el vínculo de unión con su compañero, que la sostenía desde la palabra de amor como mujer y como madre.

    Sabemos que las separaciones traumáticas en casos muy concretos desencadenan un estado depresivo que, a veces, impide al propio sujeto demandar un tratamiento a tiempo, ya que desde la desesperación no se contempla la posibilidad de encontrar una solución.

    El complejo de Medea, nace de la mitología griega, Medea hechicera, hija de Eetes, rey de Cólquida. Cuando el héroe Jasón, al frente de los Argonautas, llegó a Cólquida en busca del vellocino de oro, Medea se enamoró desesperadamente de él. A cambio de la promesa de Jasón de una fidelidad duradera y de llevarla a Grecia con él, se sirvió de sus poderes mágicos para permitirle engañar a su padre y obtener el vellocino. Medea zarpó entonces de Cólquida con Jasón, llevándose a Apsirto, su joven hermano, con ella.

    Para escapar de la persecución de Eetes, Medea mató a Apsirto y dispersó sus restos en el mar. El rey se detuvo a recogerlos y la demora permitió escapar a Jasón y a su grupo. En otra leyenda, es Jasón quien mata a Apsirto después de que Eetes lo envía en persecución de los fugitivos.

    Cuando Jasón y Medea llegaron a Grecia, supieron que Pelias, el malvado tío de Jasón, había sido responsable de la muerte de los padres del héroe. Para vengar sus muertes, Jasón pidió una vez más a Medea que lo ayudara con su magia. Complaciente siempre a sus deseos, la hechicera consiguió la muerte de Pelias mediante una astuta estratagema.

    Les dijo a sus hijas que sabía cómo ellas podían hacer que su anciano padre recuperara la juventud y, para demostrarlo, descuartizó a una oveja de muchos años y puso los trozos a hervir. Después, soltó a un cordero joven, encantador y juguetón, que surgió de la caldera de agua caliente. Las hijas se convencieron de que podían rejuvenecer de manera semejante a su padre. Así, después de darle Medea a Pelias un poderoso narcótico, las hijas se dispusieron a cortarlo en pedazos, pero Medea desapareció sin decir las palabras mágicas que le habrían devuelto la vida.

    Después de esto, Jasón y Medea zarparon hacia Corinto, donde tuvieron dos hijos. Vivieron felices hasta que Jasón se enamoró de la hija del rey Creonte. Le promete a esta matrimonio.

    Para vengarse, Medea mató a su rival enviándole un vestido envenenado (un vestido de bodas que la consumió en llamas).

    Temiendo que Jasón intentara vengar la muerte de su novia, daño a sus hijos, ella los mató.

    Medea escapó de la ira de Jasón abandonando Corinto en un carro alado en dirección a Atenas.

    Allí logró gran influencia sobre el rey Egeo. Gracias a sus poderes como maga, se dio cuenta de que Egeo era, sin saberlo, el padre de Teseo, un joven héroe que en ese momento llegaba a Atenas.

    Ella no deseaba que su influencia sobre Egeo se viera afectada por la aparición de un hijo, así que tramó con Egeo invitar a Teseo a un banquete y le dio un vaso con una bebida envenenada. Egeo voluntariamente conspiró con ella por miedo a que los atenienses prefirieran al popular y joven héroe antes que a él y quisieran colocar a Teseo en el trono.

    Afortunadamente, Teseo le hizo saber que era su hijo y Egeo arrojó el vaso con veneno. Medea escapó de la ira de Egeo y se fue a Asia.

    http://eca-psicologia-c.blogspot.com/2009/12/complejo-de-medea.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s