Archivo de la etiqueta: Alejandra Guerra

Don Juan regresa de la guerra

La guerra

Si por estos dias te provoca ir al teatro, en la Silla Ecléctica te damos una opción a tener en cuenta. Se trata de  “Don Juan regresa de la guerra”, un proyecto de danza teatro  basado en la obra escrita por el austríaco Ödön von Horváth, que inició temporada el 25 de setiembre y va hasta el 14 de diciembre en el Centro Cultural la de PUCP.

La puesta es dirigida por Jorge Guerra y tiene como referente al personaje de Don Juan. Sí, el personaje arquetipo del mujeriego, recurrente en la literatura española y europea en general, creado por Tirso de Molina. El Don Juan que nos muestra esta obra es un antihéroe encarnado en un soldado mermado física y moralmente, que milagrosamente regresa vivo de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), ganándole la batalla a diversas enfermedades y pestes. Durante su estadía en las trincheras, Don Juan se aferró al amor de una novia, a quién abandonó antes de enrolarse, escribiéndole cartas de amor incesantemente. Terminada su misión, vuelve buscando al amor perdido, teniendo que luchar en ese tránsido, con  los demonios y culpas que lo atormentan, todos ellos encarnados en mujeres.

Don Juan (interpretado por Sergio Llusera y Franklin Dávalos) narra su propia historia a dos tiempos, guerra y postguerra, sin dejar de ser una historia argumentalmente  lineal. Esto, creo yo, genera por momentos confusión en el público, pero con el trascurrir de la acción se va captando la convención. Los personajes femeninos tienen un rol importantísimo en esta obra y en la figura de Don Juan en la literatura. Todas son merecededoras del amor de este hombre, pero a la vez lo atormentan. “Las mujeres” son interpretadas por un elenco bastante consistente: Alejandra Guerra, Kareen Spano, Denise Arregui, Sarah Davida, Lita Baluarte y Lisette Gutiérrez. Ojo con Alejandra Guerra (la Toni Collette peruana), porque para mi humilde opinión es hoy por hoy una de las mejores actrices jóvenes de teatro en el Perú.

La puesta en escena es bastante arriesgada por varias razones. Primero, porque utiliza distintas expresiones artísticas para narrar la vida y desvaríos de Don Juan, canto, danza moderna, video y actuación. Segundo, tratando de ser fiel a la obra original, ha buscado imprimir en los personaje, maquillaje, escenografía y vestuario, características del expresionismo alemán, marcado por colores violentos, soledad, miseria y la muestra de un mundo interior que no se condice con la realidad. Y tercero, por el riesgo de apostar por una historia  que no respeta los parámetros espacio tiempo.

Si bien es una obra difícil de asimilar, si no le temes a propuestas arriesgadas y fuera de lo convencional, creo que vale la pena verla por la apuesta artística que ha implicado el montaje.