Archivo de la etiqueta: Andrés Soto

Esta es la fiesta del Cajón: IV Festival Internacional del Cajón Peruano

Lo dice: Isabella X.

El cajón es un tambor xilofónico de la familia de los idiófonos, paralelepípedo de madera con un orificio de salida en la parte posterior… complicado?, bueno, si lo dice Rafael Santa Cruz en su web Cajón Peruano, quién soy yo para contradecirlo. Sobre todo porque Rafael no solo es un reconocido artista que proviene de una estirpe de artistas, sino que hace algunos años puso a trabajar el sueño de que el cajón peruano tenga su propio festival, su propio libro (“El cajón afro-peruano”) y rompa el record Guinness de la mayor cantidad de cajoneros tocando la misma melodía.

Información histórica y documentada del cajón, no hay mucha, pero sabemos que la antigua población afroamericana, a falta de instrumentos, utilizaron las cajas de kerosene, aceite, frutas y otros para emular sus instrumentos africanos y es así como poco a poco el cajón pasó a ser parte imprescindible de nuestra música costeña.

Ahora, cómo es el asunto del Festival?. El un festival de percusión, donde nuestro Cajón es el anfitrión, y tendremos conciertos, clínicas musicales, clases maestras, conferencias de diversos instrumentos de percusión aparte del cajón, como batería, timbales, tabla india, pandeiro, cajita, entre otros. La agenda está fabulosa y lo mejor, es que el ingreso es libre. Luego de verla, ya me anoté en la clínica de percusión brasilera que dicta Vina Lacerda (Brasil) el domingo 15 y ojo que también hay clínicas de vibráfono, marimba, taiko, concierto de jazz franco peruano y clínica de Tap Dance. El lugar es el Centro Cultural de España y va hasta el 15 de Mayo.

Para terminar, todos los cajoneros, nivel básico es suficiente, pero participan también intermedios, avanzados y profesionales, pueden participar de la Gran Cajoneada del sábado 7 a las 10am. Solo tienen que llevar su cajón al C.C. de España, vistiendo un polo blanco y listo!. El primer año fuimos 500 cajoneros y ahora pasamos los 1,000 y es la mejor forma de sentirte parte de esta celebración al cajón peruano.

Si quieren ver el concierto con el que Andrés Soto inauguró el festival, solo entren aquí.

Y los dejamos con un viejo video de “Chocolate” Algendones y sus alumnos Miguel y José Ballumbrosio:

Esta es la Fiesta del Cajón!.

Andrés Soto, su mirada y su voz

Lo dice: Isabella X.

Primero, vamos a escucharlo, porque así nomás no se juntan tantos genios:

Voz, guitarra, genio y fugura de Andrés Soto, cajón de Pititi, cencerro de Caitro Soto, segunda guitarra de Álvaro Lagos y por supuesto Chabuca gestándolo todo.

“En el año de 1973 no se como ni porque, salió El tamalito, canción que me ha dado de vivir hace años… Yo estaba casado, después me divorcie yo hablé, y dije y le hice el Tamalito….  Sus padres no me llevaban… y yo le cantaba: “Si Usted mirara a traves de la ventana, yo veria un maicito cantandole en la mañana”. Y asi salio y el viejo me detestaba, era una blanquita muy bonita y el me detestaba y me detestaba, pero yo y la cancion, perseveramos las dos”.
Del libro de Andrés Soto: “Testimonio de Obras, canciones, epistolas y otros adefesios”.

Estas son la portada y contraportada de un gran disco, que no fue reeditado y cuyas copias son guardadas cuidadosamente por quienes tienen la suerte de poseerlas. Andrés Soto (Abril, 1949), limeño guadalupano, Sociólogo de la Universidad Católica y además uno de los mejores trovadores peruanos, olvidado por mucha gente, menos por quienes recuerdan su aporte diferente a nuestra música.

En la contratapa leemos una carta de Chabuca que lo dice todo:

“Andrés queridísimo:

Es con profundo respeto a tu maravilloso arte de hacer y cantar tus canciones, que te manifiesto mi deseo de un camino largo desde tu vida joven, hasta que ellas te confundan con su inmortalidad natural.

La canción popular debe pretender ser, al menos, una pequeña obra de arte en virtud de que llega a un auditorio muy vasto. Cada una de tus canciones ha logrado este propósito: consigues lo casi inaccesible.

Te recuerdo importante desde tu inicio. Restallaste ms pensamientos desde tus primeras frases, hace ya años. Eras casi un niño y por aquel entonces cuidadosamente te empeñabas en ese dificil arte de la canción sencilla.

Tu profesión de sociólogo, tu inobjetable y elegante severidad, tu dominio del idioma y armonía, enriquecerá cada vez más nuestra canción popular.

No olvido tu autoridad moral cuando tu terrible pregunta dentro de una dolorosa y delicada melodía, la que apun no ha llegado a imprimirse para el público ni siquiera en este disco, me indicó la importancia de tu obra:

“Quién clavó una estaca / quién selló mi suerte / quién entre / nodrizas se / acostó con / su mucama.. / madre mía.. / y mis hermanas”

Tu certero juicio, descarnado, confirma lo tan antiguamente silenciado, y es que la Historia aún no ha calificado la hasta ahora incomprensible inuria de la escalvitud inflingida a la raza negra.

Extraña presentación ésta para un disco tan promisorio como éste, tu primero, para el que te entrego tan solo una palabra muda porque comprendo que me hallo ante el albor de un inmortal y universal peruano, honda y emocionadamente  me conmuevo…

Chabuca Granda, Miraflores, 1981″

Y si Chabuca dice eso, qué puedo decir yo. Solo recomendar que lo  recuerden y escuchen y como ya hemos dicho que es dificil de conseguir, comparto con ustedes el link al blog: Extramuros, donde Luis Alvarado hace una interesante reseña del disco, nos regala un link para la descarga y podrán leer los comentarios de algunos de sus admiradores.

Hace poco me dijeron que había una copia del disco en casa de mi suegra, ya que Andrés fue novio o esposo de la hermana de la esposa de un tío de mi esposo, o algo así, y se lo regaló y él lo dejó ahí guardado. Cuando fuí a recogerlo alguien se lo había llevado y no se acuerdan quién. Pero que podemos hacer, así se comportan las reliquias mágicas y misteriosas.

A todo esto, me pregunto dónde estará Andrés y si alguien pisa los talones de su libertad…