Archivo de la etiqueta: cultura

Para el Resto del Mundo

libraire

Paraiso.

Lo dice @dreampicker

Encontramos un texto interesante sobre el papel de los libreros y las librerías, como elementos importantes y estimulantes de la identificación social y política, en el ejemplar #65 de la revista Le Libraire, que entregan gratuitamente las librerías independientes de Quebec y que me he permitido traducir especialmente para la Silla Ecléctica. Si desean ver la versión original, pueden hacerlo aquí.

Para el resto del mundo

Por Dominique Lemieux

La primera vez que leí Gao Xingjian, estaba en Shanghai, tendida en la cama infecta de una vivienda mal calentada. Me había apropiado de una copia en inglés de La Montaña del Alma, dejada distraídamente sobre la mesa de café de una amiga china. Pronto devoré sus primeras páginas.

A petición mía, mi amiga me llevó más adelante, de puntillas, a su librería favorita, en el corazón de Fuzhou. Ahí me presentó al librero, un antiguo compañero de la universidad. Los encuentros se multiplicaron. Cada vez que le visitaba, el librero me iba reconociendo, me fue mostrando las novedades de sus estanterías. Entonces, a veces desaparecía tras una puerta y regresaba con un libro o dos, bastante escondidos en el cuarto de atrás, claro, ya que eran libros prohibidos por las autoridades chinas.

Fue así es como descubrí durante los meses, los escritos subversivos de Mian Mian (Candy, China), el tono provocador de Zhou Weihui (Shanghai Baby), y la mirada veraz de Yan Lianke (Servir al pueblo, El sueño de Ding Village).

Mi amiga veneraba ésta librería, que le permitió descubrir un pedazo de la producción literaria que el régimen comunista trataba de ocultar. En los libros, ella distinguía un mundo prohibido, encontrando oscuridades por toda su nación.

Un mundo en crisis
El mundo está en crisis. El hombre revienta el hogar del vecino, la tierra hipa, el ser humano pierde su orientación. El hombre se muda, se choca, se queja. Algunos, para llenar el vacío, buscan redefinirse a sí mismos, refugiándose en nuevas ideas, pero otros se evaden en la ficción, para olvidar las desgracias de ayer, para soñar con un mejor mañana.

De Túnez a El Cairo, desde Abiyán a Port-au-Prince, el librero tiene un papel importante. Su pertinencia no está en duda. Fue él quien, con orgullo, salió de su escondite y mostró las obras, por mucho tiempo, censuradas por el gobierno tunecino. Fue él quien reconstruyó su negocio con convicción tras el terremoto de Haití en enero de 2010. Fue él quien revivió el corazón de la calle al-Mutannabi, un área devastada Irak en 2007 por una explosión y los ecos de la guerra. A menudo, también, es atacado por las autoridades. Basta pensar en la librería Kitab Al en Bizerta, una ciudad en el norte de Túnez. A mediados de enero, este foco cultural fue saqueado e incendiado por las milicias del antiguo régimen.

En estos lugares, el discurso de la librería, libera la palabra, alimenta el compromiso; permite a los lectores a sumergirse de nuevo en su propia historia. Les ayuda a recuperar su identidad, proporcionando las herramientas que forjan una opinión personal, generalmente lejana de los discursos oficiales.

Hablamos Quebecois
En Quebec, la biblioteca ha desempeñado un papel similar. En el siglo XIX, el librero Édouard-Raymond Fabre era el centro de la rebelión de los Patriotas. Su biblioteca, un verdadero lugar de animación política, se había convertido en el punto de encuentro de los patriotas de montrealeses. Las ideas y los libros circulan libremente.

Lo mismo sucedió en Montreal en la década de 1950. En medio de Gran Oscuridad, el triunfo se debió gracias a la biblioteca de Henri Tranquille, amante de la libertad, consagrado por Yves Gauthier en el magnifico libro, Monsieur Livre, Henri Tranquille ( editorial Septenptrion) , quien se bate vigorosamente contra toda forma de censura. Burla a las autoridades eclesiásticas para ofrecer la visibilidad de los “malos” libros. No es de sorprender que todos los firmantes de la Refus Global eligieran aquel lugar para lanzar uno de los más famosos manifiestos culturales. De tranquila manera, entonces se abrió la conciencia de cientos de lectores, pavimentando, a su manera, la nueva concepción de nuestra sociedad.

Aquí, la época de las grandes revoluciones ha terminado. Preferimos hablar de la última victoria de nuestros jugadores de Hockey, en lugar de hablar sobre los cambios sociales necesarios. Sin embargo, un recorrido por la biblioteca nos puede renovar la fe en el ser humano, ahí están, apasionados, descubriendo obras inspiradoras, excepcionales.

Todos los días, el librero independiente continúa con su compromiso. Tomar ventaja de los “Best Sellers” es ya una opción política; optar por los que no son tan “vendibles”, también, así como el hecho de no consagrar todo el espacio del último libro a una estrella de televisión o a un humorista “reciclado”.

La librería sigue siendo una opción. Permitirse tener una vitrina para aquellas obras marginales. Escoger interesarse por los autores emergentes, por las novelas gráficas, el cómic, las obras de los creadores locales. Escoger la calidad, antes de la cantidad. Escoger la independencia de espíritu. Ahi va la filosofía de una librería independiente, ahí está su compromiso.

La Revolución Silenciosa

San juan

Calle central del Viejo Québec

Lo dice @dreampicker

Si hay un verdadero sueño americano, éste debe ser realizarse en Canadá. Desde mediados del siglo anterior, Québec vive cambios que han ido creando una sociedad de avanzada, se enfrenta a los nuevos retos que significan nuevas culturas y modos de vida. En éste post de presentación en la Silla Eclética, se sientan las bases para nuestras futuras colaboraciones, por cambio de locación. Ahí vamos.

cartier

Jacques Cartier

  Francia llegó poco tarde a la búsqueda de territorios colonizables en el nuevo
continente. Se podría decir que mucho interés no hubo, salvo el empeño de exploradores franceses que, motivados por la curiosidad y las pocas posibilidades de desarrollo en ultramar, buscaron en la zona norte del continente, lugares para establecerse. Así es como el primero en llegar, vraiment, es Jacques Cartier, a quien se le considera descubridor de Canadá, allá por 1535 (época en que, al sur, la ciudad de Lima Perú se iba fundando, sólo para ubicarnos) pero sin embargo, la ciudad de Québec es la segunda villa fundada (1604) teniendo en cuenta que la primera es Arcadia, ahora conocida como Nueva Escocia.

battle of Québec

Batalla de Québec (1690)

Si bien a los Luises (los reyes franceses) no le hacían mucho caso a sus territorios americanos, los ingleses sí que lo habían hecho y así fue como a finales del siglo XVIII, a causa de la Guerra de los Siete años, acosaron a quienes ya se habían establecido en toda la zona norte del continente, venciendo a los franceses en el año de 1760 y convirtiendo a la provincia de Québec en parte de las joyas de la corona Inglesa. Digamos que, en perspectiva, como (futuro) premio consuelo por perder las 13 colonias (el naciente EU) no era tal, pues ha resultado ser una zona rica en recursos fósiles y acuíferos, pero con un clima realmente dificil. Habría que recordar que Canadá está pegada al círculo polar nórdico y el verano dura poco.

Como sea, éste post sigue hablando de los Quebecos, contando que, tal cual dice Martín Romaña: “Nada más católico que un católico francés” y efectivamente, la influencia de la Iglesia Católica en la cultura e idiosincracia de la zona francesa fue, durante mucho tiempo, total. Además, es importante comentar que muchos irlandeses (católicos también) migraron en cantidades industriales (Québec fue la 2da gran zona de entrada al continente, sólo superado por NY), afianzando, pues, la devoción, costumbres y modos de vida relativos a aquella creencia. Es así que los mejores colegios, los primeros hospitales, las primeras universidades, fueron parte del apostolado de la Iglesia. Obviamente, los dogmas (y el riguroso clima) eran parte de la vida de los habitantes y por ello, los quebecos tenían fama de ser agricultores, leñadores y ganaderos herméticos, hogareños y muy católicos. Pero nada dura para siempre.

moneda antigua

Vieja moneda canadiense.

Desde inicios del siglo XX, los quebecos tuvieron en la cabeza, varias cosas: ¿Tenemos derecho a tomar las decisiones sobre nuestra propia comunidad? ¿Porqué la iglesia se ocupa de casi todo? ¿Quienes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? ¿Cómo nos integramos con el resto de la comunidad Canadiense? ¿Cuál es la herencia de nuestros ancestros franceses,  indígenas y qué papel les damos ahora?

Y bueno, decidieron responderse las preguntas en el brinco, sin más gresca que la propia acción, en lo que se denominó la Revolución Silenciosa donde sus autoridades establecieron estrategias de desarrollo que no sólo influenciaron la parte legal sino que también la vida de los quebecos. La iglesia dejó de tener la primacía en las mente (y en los cuerpos), se recordaron los orígenes de la francofonía quebeca, se sintieron orgullosos de sus ancestros, su cultura y sus logros a través del tiempo (lo que les ha causado algunos problemas con el resto del país que les mira así como lo hacemos los limeños con los arequipeños), valoraron la herencia autóctona, incorporándola con respeto.

Aquella revolución cambió para siempre la vida de los quebecos, otorgándoles orgullo, fuera para hacer mejores cambios, convirtiéndoles en una sociedad de avanzada, donde la búsqueda de la felicidad no sólo consiste en lograr el bienestar económico, sino en saber disfrutar y compartir los logros con aquellos que menos tienen.

Hay mucho por descubrir por aquí; eso significan muchos posts para comentar y compartir. Nos leemos.

La silla de Warhol

Lo dice @claudics

Silla eléctrica

Silla eléctrica

Como este blog se llama Silla Ecléctica siempre termino buscando referencias a sillas de todo tipo, en pintura, en poesía y en diseño y encuentro cosas interesantes porque una silla dice mucho de la persona que la posee y puede producir una serie de metáforas por la forma como se utilice  o donde se encuentre.

¿A qué viene este comentario y qué tiene que ver con el tema de esta serie de posts de aniversario sobre Warhol y el Pop art? Pues que en la prolífica obra de nuestro Andy destaca un trabajo que es diferente. No es glamoroso, no es alegre, no es sexy, no representa a alguna celebridad ni es un exitoso producto de consumo masivo publicitado incansablemente. Al contrario, es un objeto dramático producto de los graves problemas de nuestra sociedad y es un tema muy serio que nos compete a todos porque con él medimos cuan humana y civilizada es nuestra cultura. Puede ser que te parezca necesaria o que te parezca espantosa: La silla eléctrica.

Warhol comenzó a usar esta potente imagen en 1963, el año en que se dió fin a la pena capital en el estado de New York, como parte de la serie Death and Disaster y la siguió utilizando durante los años siguientes debido a la gran controversia moral y política originada en diversos sectores de la sociedad norteamericana.

En esta serie de serigrafías no es que Warhol abandone lo pop, en realidad, este es un tema que estaba en el candelero en esos años y de lo cual la gente discutía acaloradamente, era el asunto de moda. Sin embargo no es algo que él tome a la ligera. Se nota la profundidad y lo poderoso del tema y de hecho hay estudios y monografías estudiando el detalle, la composición y el significado de la silla eléctrica.

Uno de los ensayos dice en su resumen : Este ensayo explora la relación del diálogo entre el arte y la ley, y argumenta que la revisión de La Silla Eléctrica de Andy Warhol, y nuestra respuesta colectiva a las pinturas, amplía el discurso jurídico sobre la pena capital en este país. El ensayo sostiene que las pinturas, y su estatus de icono en nuestra cultura, llaman la atención sobre nuestra fascinación con la muerte en general, el Estado administra la muerte, en particular, para el espectáculo de la pena capital, y para nuestra historia de la obtención de placer por contemplación  la muerte. También sostiene que Warhol plantea una cuestión importante, que implica la raza y el sexo y la religión y la discapacidad y la edad y el confort: ¿Con quién estaríamos cómodos visualizándolo en la silla?
On Andy Warhol’s Electric Chair I. Bennett Capers. Hofstra University – School of Law

Al parecer en los años 60 muy poca gente había visto como era una cámara de ejecución. La silla desocupada, el cartel de “silencio” en una esquina, la casi oscuridad reinante, el ambiente tenebroso, es una imagen fuerte y poderosa.

Como ya dije anteriormente, Warhol es siempre actual. En el 2003, 10 de estas serigrafías a gran escala y muchas otras en pequeño formato, fueron utilizadas en una exposición en Illinois en contra de la pena de muerte para el Proyecto Andy Warhol´s Electric Chair: Reflecting on Capital Punishment in America y actualmente una de las sillas está en exhibición Desmoines Art Center.

En esta página, una entrevista al poeta y asistente de Andy, Gerard Malanga, sobre el proceso de creación de la serie Death and Disaster

Y para hacer la cosa menos dramática, acá otro tipo de silla. Una silla homenaje para Andy Warhol y sus pelucas.

Silla homenaje y autorretarto de Andy Warhol con peluca.

Silla homenaje y autorretarto de Andy Warhol con peluca.

Papacitos Eternos 4 – El perfil de ojos verdes

Lo dice @Dreampicker

Robert Taylor

Robert Taylor (1911-1969)

Cuestionadísimo por su tirada de dedo hacia otros coleguitas, durante las duras épocas en las que Hollywood resistió (malamente, por cierto) los embates de la “Cacería de Brujas” que, a la larga le hizo un daño irreparable a la industria, porque fue tal cual censura, lo que hizo que la creatividad sufriera un quiebre del que malamente se recuperó- y aquí podemos decir que “la Matrix” volvió a asimilar a los disidentes, para luego reinventarse y hacer algunas genialidades, pero sin saltar la linea… bueno, me voy desviando, porque ése es otro debate…

Oh, Robert!! de plano, era considerado como “el perfil perfecto”, era talla y presencia, imponente, hercúleo (y aquí puedes poner todos los calificativos positivos posibles, tremendo lomo). Ahí nomás quedaba, el muñeco. Imaginamos que su esfuerzo por ser un buen actor -y no sólo una cara linda- fue su obsesión vital. ¿saben los impedidos, sus propias limitaciones? De alguna forma, queremos creer que sí, que él, a pesar de sus ingenuidades, deseaba ser tan feo como Johnn Wayne, pero igual buen actor que él. Vamos, tampoco era un taco vestido. Era competente, pero si le pedías profundidad, estabas pidiendo peras al olmo. Dejadlo en paz, dicen las fans. Opino lo mismo.

Ivanhoe

Como sea, era una delicia ver tanta hermosura en la pantalla grande. Demasiada belleza, que marcó, desde el primer momento en un pequeño papel en Receta para la felicidad (1934) , cuando inicia su carrera cinematográfica. De ahí, Robert Taylor hace suspirar hasta una década posterior a la WWII, sin embargo, sigue trabajando hasta finales de los 60s, siendo su última película, La Esfinge de Cristal(1968). Quémate, asidua lectora, las pupilas con él, sin el menor reparo, pues ni haciendo de malo es despreciable. Curioso asunto.

Sus mejores películas

Margarita Gautier(1937), de George Cukor con Greta Garbo

El puente de Waterloo (1940), de Mervyn Le Roy con Vivien Leigh

Quo Vadis? (1950) con Deborah Kerr

Ivanhoe (1952), de Richard Thorpe con Elizabeth Taylor

Más Fotos de Robert Taylor

Una bio de Robert Taylor

Robert Taylor, en video


Rossana se va de viaje

Rossana Díaz

Rossana Díaz, cuando la entrevistamos aquí.

Lo dice dreampicker

A todos los que la conocemos,  nos ha alegrado lo sucedido:  Rossana Díaz ganó uno de los premios de Conacine, para la realización de su proyecto de años, Viaje a Tombuctú.

Desde aquí, sus fans incondicionales, le deseamos los parabienes y que el premio sea la ventana que le permita mostrar al mundo, su talento.

Cinencuentro lo cuenta aquí.

La Silla Eclectica la entrevistó aquí.
Su proyecto, lo encuentras aquí.

Papacitos Eternos 03 – El mero Indiana

Stewart GrangerLo dice @dreampicker

Eran otras épocas, eran otros stándares de belleza. Fuera con los mocosos imberbes o los musculosos que portaban metralletas. Los galanes de cine tenían su encanto y cierta versatilidad, pero siempre salían airosos.

Nuestro papacito de ahora es el siempre recordado Stewart Granger. En los tiempos en los que ser actor era algo para gente estrambótica, el caballero estudió a lo merfi en una escuela prestigiosísima, y pasó a hacer teatro y cine en Reino Unido de la pre-guerra, datándose su primera actuación allá por el lejano 1935. Enlistado en la armada británica para pelear, en la II Guerra Mundial, pasa a reserva y tiene su primera oportunidad en el cine con El Hombre de Gris (1943). Su trayectoria abarca varias décadas, habiendo actuado en películas desde 1943 hasta 1989, nada menos.

Stewart Granger
Stewart Granger Pictures

Cruzó el charco desde la postguerra, para hacer la primera versión de Las Minas del Rey Salomón, con Deborah Kerr (olvida la versión de Richard Chamberlain y posteriores, por Dios) la cual es una adaptación para el cine de la novela con el mismo nombre, de H. Rider Haggard, encantando a todo el mundo. Pero vamos, no fue su única película que recuerdan las tías y las abuelas. Es imposible olvidarle en Prisionero de Zenda (que ya antes había sido actuada por otro papuchi, Douglas Fairbanks), por ejemplo, donde (volviendo a actuar con Kerr) se hace pasar por un rey enfermo e intenta salvar un reino; o en Sodoma y Gomorra, cuando quiere salvar -again- a una ciudad pervertida…

¿Porqué encantaba Granger? Tal vez por que siempre tenía esa postura regia, aunque sudara hasta los cabellos y porque siempre acudiría a salvarte, sin importar el percance. Mucho antes de Indiana Jones, estaba Allan Quatermain y ése era Granger. Estilacho inglés mezclado con garra. Ya sabes cómo le gusta a las mujeres aquello, aunque lo nieguen en estos tiempos. Aquí somos sinceras, la verdad. Pase, casero, hay colores, hay galanes que siguen siendo vigentes en nuestro subconsciente.

Stewart Granger según la Wikipedia

Stewart Granger según IMDB

Stewart Granger, galería de fotos

Stewart Granger en vídeo:
Las Minas del Rey Salomón



Prisionero de Zenda



Scaramouche



El hombre en Gris

Madre Eterna

Lo dice Dreampicker

Sara García, madre eterna del cine mexicano.

Si hablamos de madres en el cine hispano, inmediatamente tendríamos que hablar de ella. Su carisma, su encantador aspecto bonachón escondía a una mujer decidida, de aquellas que le arrancan al destino el éxito, pese a los golpes del mismo. De entrada, fue la única hija de un matrimonio que tuvo 10 hijos que murieron infantes. Su mala suerte la hizo contraer una enfermedad contagiosa, que se llevó a la tumba a su propia madre. Su única propia hija murió a tierna edad. El amor no le fue conocido, pues su matrimonio duró lo suficiente como para darle aquella hija que se le fue…

Pero en el cine, floreció como rosa perfumada de larga vida. Fue la madre y luego la abuela eternas, aquellas mujeres de carácter abnegado y muchas veces fuerte, que sostenían al héroe o heroína que sufría los avatares de la historia; el sostén de varios hogares inolvidables, con maridos inolvidables, también. El más conocido de sus vástagos cinematográficos, nuestro papacito inmortal latino, Pedro Infante. Imposible no reír al verlos interactuar en Los Tres García, con el timming perfecto… Su marido ideal (cinematográficamente hablando y en nuestra opinión) Joaquín Pardavé, claro.

Ahí se queda la leyenda urbana (que no tiene nada de leyenda, porque es verdad), de la sacada de todos sus dientes por decisión propia, para un papel teatral; lo que en verdad se sabe es que nació a finales del siglo XIX y que en la mitad de la veintena, empezó a hacer cine mudo (En defensa propia – 1917) para no detenerse hasta el inicio de la década de los 80s, con su última película, Sexo vs .Sexo (1980). Prácticamente estuvo en casi todas las películas mexicanas producidas en todo ese tiempo. Con la venida de la televisión, su participación fue recordadísima por aquellos que pasan la cuarentena, como la abuelita adorable de la telenovela Mundo de Juguete; pero teniendo otras actuaciones en diversos programas, siendo su última novela, Viviana, aquella donde aparece una diva ya conocida los lectores, Lucía Méndez.

Como sea, la idea de este post es mostrar aquella figura maternal que marcó la vida de muchos latinos, porque fue la imagen mental que varios tuvimos de las abuelitas, de las mamás corajudas que -en verdad- existen y viven vidas reales alrededor de nosotros. Homenaje a ellas y a una estrella, que sigue viviendo en el écran electrónico del vídeo.

Sara García en IMDB

Sara García en Estrellas del Cine Mexicano

Los videos:

¿Porqué Nací Mujer? Película completa, en Youtube.

Entrevista a Sara García (primera parte)

Entrevista a Sara García (segunda parte)

Los tres García. Trailer oficial