Archivo de la etiqueta: James Joyce

Quién leyó “Ulises”?

Ulises“, escrito hace 88 años por el irlandés James Joyce es tal vez uno de los libros mas emblemáticos del siglo XX, no solo por la complejidad de la obra que mezcla simbolismo, distintas clases de narrativa y una serie de adiciones que según el mismo Joyce, tomaría toda una vida descifrar, y tampoco por la legión de legítimos fans que recorren todos los lugares por los que pasaron Dedalus y Bloom (personajes de la obra) en Dublin donde incluso comen lo mismo que ellos comieron, durante el Bloomsday celebrado cada 16 de Junio.

Pues bien, esta obra también es emblemática porque cuando alguien intenta pegarla de iconoclasta convencional o de literato en ciernes, menciona a “Ulises” como la obra cumbre de la literatura universal, la cual si no has leído, no puedes pertenecer a la élite literaria a la que supuestamente pertenecen y es incluso mas mencionada que la “Divina Comedia” y todos sus círculos infernalmente dantescos en cada tertulia literaria.

Y siendo “Ulises” tan complejo, puedes entender lo anterior y si se te ocurre realizar algunas preguntas caprichosas, te das cuenta que, lamentablemente, ninguno de los iconoclastas convencionales la leyó.  Entonces las encuestas nos muestran la realidad de que pese a que tanta gente compró el libro, muy pocos son los que realmente lo abrieron, lo iniciaron, los que pasaron al segundo capítulo y mucho menos los que lo terminaron de leer.

Como yo no formo parte de la élite iconoclasta convencional entonces confieso que soy de los que compró el libro pensando leerlo en el momento correcto y que siempre que paso por mi biblioteca, termino agarrando cualquier otro de mis pendientes y al final el Señor Joyce y su obra de lomo duro siguen descansando plácidamente en la base de madera que los sostiene.

Pero como es casi pecado, escribir de lo que no se ha leído, intentaré redimirme leyéndolo durante estas vacaciones.

Ahora mientras meto el libro en la maleta, me pregunto realmente quiénes lo leyeron, entendieron y mejor aún, disfrutaron.