Archivo de la etiqueta: Moda

Tela al palo

les bleus

Eliminados en primeras, tenían la mejor carta cromática y los mejores diseños de accesorios. Una lástima.

Lo dice @dreampicker

Cualquier deporte que genera movimientos extremos del cuerpo (chau Ajedrez), genera una ingeniería especializada, relacionada con la acción, las probabilidades de sus usos extremos y el mejoramiento de la performance de los atletas. De ahí puede desprenderse pues, la necesidad de ciertas culturas para utilizar aditamentos que mejoraban las habilidades del deportista y minimizaban las del oponente. Con el tiempo, también se buscaba poder distinguir, de entre un grupo de deportistas, a los favoritos. Imagínense, entonces, a un pugilista griego,

Pugilistas Griegos

Pugilistas griegos. Anfora antigua.

que peleaba desnudo, en medio de otra multitud de otros como él y lo complicado que resultaría, para su sponsor, mostrar que le auspiciaba: se solía combatir desnudo, con cuerdas de cuero atadas en las manos, como único accesorio… Digamos que la utilización de uniformes como parte de una indumentaria identificatoria, ha dejado desde hace mucho tiempo atrás de ser sólo un muestrario de blasones y escudos, para convertirlo en un elemento de mejoramiento del rendimiento.

Lastimosamente, durante las competencias actuales, no se estila el uniforme “natural” (lo cual es una lástima, chicas, lo sabemos), pero a cambio se puede decir que la capacidad de diseño ha permitido que el cuerpo quede libre para poder realizar las actividades propias de cada deporte. Durante las competencias deportivas de rango global, los fabricantes de de implementos deportivos y los sponsors, suelen ser los más interesados en que los uniformes de los participantes tengan bien puestos los símbolos que identificarán al equipo y a ellos mismos. Actualmente, es ya toda una ciencia el desarrollo de diseños de uniformes para las diferentes disciplinas en general, donde se evaluarán aspectos como el peso de los géneros, la elasticidad de los mismos; la capacidad de absorbción de la sudoración, el agua o elementos climáticos; algunos miden los signos vitales del deportista e incluso le ayudan para mejorar el efecto aerodinámico en relación con ellos y el entorno en el que se mueven.

mexico

La camiseta mexicana. El cuello, tipo "Nerhu" o cerrado alto. A pesar de lo difícil de los colores, a mi juicio, la que mejor armado el modelo tiene. Sin embargo, récord de ventas es la versión negra.

Es complicado, pues, crear el señor diseño, teniendo en cuenta todas las posibilidades técnicas al respecto. Nada mejor para analizar la capacidad creativa de las compañías que fabrican implementos deportivos, con motivo de la Copa Mundial de Fútbol que actualmente se realiza en Sudárica (sure, como si alguien, a estas alturas, no lo supiera) y que literalmente transtorna a un sector de la población. Diseñar y fabricar las prendas que usará cualquier equipo participante, será parte de un trabajo de varios niveles, empezando por el famoso lobby, para terminar con las últimas técnicas de confección e impresión, pasando por el boceto de diseño, la peleita por dónde va el logo de cada auspiciador, la usabilidad de las prendas y las restricciones de la FIFA al respecto. Nada fácil, imaginamos.

Harry Hayes

Harry Hayes y su modelito vigente en los inicios del S. XX.

De entrada, durante las primeras décadas del siglo XX, el asunto era relativamente sencillo; una camiseta con cuello, que se cierra con enlazado de pasador, short amplio, medias; todo de algodón. El clima y el propio sudor del cuerpo, hacen que se impregnen de agua las prendas, haciéndolas pesadas y restando el movimiento del jugador. Del calzado hablamos asumiendo de que, la falta de plantillas ortopédicas y zapatos anatómicos generaban muchos dolores de pies y columna. Uf. Sin embargo, entre mediados y finales del siglo XX, El diseño se standariza en los colores y medidas. Las zapatillas se tecnologizan, se trabajan los conceptos ergonómicos, antropométricos y se desarrollan telas, sistemas de estampado y confección, que buscan mejorar la performance del jugador.

Sabiendo todo esto, en un plano más directo y sencillo, tomaremos en cuenta algunas cosas sobre la estética del diseño de los uniformes del actual campeonato de futbol. ¿Por qué? Nos interesa el desarrollo de la creatividad en la elaboración de elementos identificatorios de una institución. ¿Se leyó técnico? Sólo porque nos gustan los uniformes. Mujeres. Estas consideraciones van unidas a una experiencia tempranera de diseño de uniformes para un equipo de mi empleo actual y mostrar un poco los criterios que se toman en cuenta para elaborarlas, puede ser una idea interesante para discutir, que es más que ir especulando con el fixture y las apuestas. Sale.

El diseño. Aunque ahora uno puede echarse a diseñar online su propia camiseta, la utilización de un diseñador de moda es vital. Sobre todo porque las instituciones deportivas manejan una carta de colores que les identifica, así como tipografías y hasta los otros sponsors que desean participar visualmente, tienen su propias especificaciones. Es decir, un drama gráfico para concordar con todos y encima mostrar algo bonito, funcional, que les quede a todos los jugadores, aceptablemente bien balanceado gráficamente; sin contar con que debe estar dentro de los lineamientos stándar.

Colo Colo

Colo Colo old style.

Algunas cosas que hemos estado viendo en el mundial actual es la utilización de camisetas en color negro, que ya no sólo corresponden a los árbitros. Si anteriormente se buscaba la polaridad cromática – es decir, que cada equipo usara uniformes de colores que tuvieran valores tonales opuestos, todo ello para facilitar la identificación en las imágenes transmitidas a blanco y negro- para poder distinguir a ambos equipos con claridad, muchos de ellos han optado por uniformes negros como tono principal; utilizando los otros colores nacionales como tonos “de acento”. El destierro del cuello camisa, por los cortes redondos (con reep) o tipo “nerhu”, el que no es nada fácil de armar en prendas de material sintético.

La antropometría del traje. En algunas selecciones es más ceñido que en otras y tiene cierta lógica, si lo miras con estrategia: el contrincante no puede asirte de ahí para lograr una ventaja competitiva. Tal vez estamos presenciando una evolución al respecto y muchos entrenadores tomarán en cuenta ese detalle, para modificar sus diseños.

USA

Camiseta de EU. No convence...

Las prendas anexas. Dependiendo del modelo de uniforme, el cual siempre es con manga corta o larga, se anexan camisetas que sirven como calentadores o receptores primarios del sudor. Sus diseños han sido, en algunos casos, mucho más interesantes que la camiseta propiamente dicha, pues ahí no se colocan logos de sponsors, a no ser que sea el del fabricante del vestuario, donde se utilizan texturas en el mismo tono. El uso de pantalonetas también se va haciendo más frecuente, siendo largas únicamente para los arqueros, los únicos que usan los colores que les pegan la gana (es un decir). No hablaremos del calzado, que es un tremendo tema para otro post, pues está relacionado con el uso ergonómico, la dinámica del juego y la durabilidad del material, pero no es algo para dejar de observar la siguiente vez que se vea un match; pues ya todo el mundo sabe lo mucho que los fabricantes de los mismos se pelean para que los use tal o cual jugador, porque no es lo mismo que Pepe Pérez, delantero del Deportivo Sol de Oro use unas Adidas, que Messi; dado que Pepe no se juega un Mundial. Sabrán comprender.

¿Qué se viene con el futuro del Fútbol? Focus, hablamos de uniformes, de usabilidad y de diseño. Para empezar, las técnicas de impresiones sobre las telas sintéticas ya están en el mañana, siendo totalmente computarizadas y su diseño es digital. Los géneros (telas) permiten la “respiración” del cuerpo, protegerlo y se espera que pronto, puedan medir la capacidad del jugador, su pulso vital; aunque también pueda ser posible obtener la información en tiempo real sobre la velocidad que alcanza corriendo, la cantidad de tiempo que lo hace en el campo, y esos datos los tengamos en nuestra tele, mientras vemos el match. Los diseños podrían ser más anatómicos, permitiendo más movilidad, impidiendo que el contrincante se prenda de ellos y que cubran mejor del clima. Una maravilla. Más sobre el futuro (que ya es hoy) aquí y aquí.

Claro que más maravilla es que jugaran como los antiguos griegos – viendo a algunos jugadores en este campeonato, lo hemos pedido a pies juntillas, lo insisto- pero aún hay cosas por ahí que deberían protegerse… entonces, realmente se convertirían en deporte de multitudes… ejem… ya se les ocurrirá algo…

El Perú también se afana en diseñar su nueva camiseta. Échale un ojo, aquí.

Se agradecen a 2 tuiteros: A @McV1C10us por darme la idea y a @edithvmoran por el link que me dejó pensando.


Señoras de la pantalla

La telenovela, como género audiovisual televisivo tiene sus inicios en la década de los 60s. Tal vez tenga como antecedentes los teleteatros auspiciados por empresas que deseaban que sus nombres permanecieran durante mucho más tiempo en sus potenciales clientes. Lo probable es que los ratings de sintonía se disparasen en aquellos horarios y que las televisoras pensaran en la posibilidad de realizar productos visuales con mayor permanencia (si un auspiciador decidía dejar de anunciar, se terminaba), por un mayor tiempo.

Las primeras telenovelas datan del año 1966. Saltaron, del radio teatro al cine y a la tele. Sin embargo, las posibilidades de negocio se abrieron con la famosa Simplemente María (video). Imaginamos los ojos de cajas registradoras para los empresarios televisivos peruanos y mucho más, para la competencia, donde sacando cuentas, resultaba buena cosa producir una telenovela y venderla al resto de lugares de habla hispana.

Como sea, este post no es para hablar de la historia de ellas, sino de sus divas. Estableceremos aquí que lo son por unas buenas razones: 1) Por la cantidad de audiencia acumulada de sus actuaciones, 2) Por los papeles de significado trascendental (es un decir) dentro de la cultura popular, representados por ellas, 3) Por la fuerte personalidad, característica que las pinta de cuerpo entero: ellas son caprichosas, sufridas y triunfantes, al final.

Verónica Castro
Web Oficial

Lucía Mendez
Web Oficial

Thalía
Web Oficial

Por supuesto que consignamos a otras, inolvidables, también (links de video). Probablemente actúen mejor que las tres primeras. De hecho, muchas son absolutamente mejores, pero olvidadas para el resto de televidentes. Aquí nuestra lista.
Jacqueline Andere
Susana Dosamantes
Elena Rojo
Angelica Aragón
Victoria Ruffo
Maria Rubio
Barbara Mori
Ana Martin
Daniela Romo
Elvira Travesí
Soledad Silveira
Grecia Colmenares
Andrea del Boca
Sonia Braga
Gloria Pires
Susana Vieira
Betty Faría
Fernanda Montenegro
Regina Duarte
Natalia Oreiro

¿Quiénes son tus divas de las telenovelas?

Lisa

Lisa Fonssagrives

Estilo. Punto.

Más empíricas, más naturales. Menos perfectas. Eran otras épocas, también. La industria de la moda se convertía en el fetiche de un grupo consumista. Las publicaciones semanales y mensuales empezaban, tímidamente, a tener columnistas especializados. Hasta el mismo Haya de la Torre comentaba sobre moda, en una de ellas. De ahí a que las maniquíes dejaran de ser anónimas, estaba a un paso. Lisa Fonssagrives (1911- 1992) fue una de las primeras.

Nada más hay que contemplar cada portada de Vouge en la que participó. La revista no suele poner más de algunas contadas veces a la misma modelo, salvo a ella. Revisa su cuello de cisne, en posición imposible. Observa su estilizado perfil. Sólo Lisa puede coordinar en una sola imagen la idea de que la ropa y la actitud lo son todo. 50 & 50. Reina y señora absoluta del estilo, tiene un largo reinado (desde los 30′s hasta los 50s) y provocó las más febriles fantasías fotográficas de su marido, Irving Penn y últimamente, una de las últimas colecciones de Galliano. ¿Era sólo estilo o el reflejo de una vida interior signada por la creatividad? Lisa era artista y escultora, también. Pero lo que más la pinta es una de sus declaraciones: “It is always the dress, it is never, never the girl. I’m just a good clothes hanger.” (Es siempre el vestido, nunca, nunca la chica. Sólo soy un buen perchero”) demasiada modestia para alguien que hacía que todo luciera espectacular.

Tanto qué aprender de ella, mis queridas aspirantes. Incluso a las que ya son consagradas, por tirar teléfonos.

Más, en Wikipedia

Una Galería de fotos

Otra Galería