Archivo de la etiqueta: Video

Papacitos Eternos 03 – El mero Indiana

Stewart GrangerLo dice @dreampicker

Eran otras épocas, eran otros stándares de belleza. Fuera con los mocosos imberbes o los musculosos que portaban metralletas. Los galanes de cine tenían su encanto y cierta versatilidad, pero siempre salían airosos.

Nuestro papacito de ahora es el siempre recordado Stewart Granger. En los tiempos en los que ser actor era algo para gente estrambótica, el caballero estudió a lo merfi en una escuela prestigiosísima, y pasó a hacer teatro y cine en Reino Unido de la pre-guerra, datándose su primera actuación allá por el lejano 1935. Enlistado en la armada británica para pelear, en la II Guerra Mundial, pasa a reserva y tiene su primera oportunidad en el cine con El Hombre de Gris (1943). Su trayectoria abarca varias décadas, habiendo actuado en películas desde 1943 hasta 1989, nada menos.

Stewart Granger
Stewart Granger Pictures

Cruzó el charco desde la postguerra, para hacer la primera versión de Las Minas del Rey Salomón, con Deborah Kerr (olvida la versión de Richard Chamberlain y posteriores, por Dios) la cual es una adaptación para el cine de la novela con el mismo nombre, de H. Rider Haggard, encantando a todo el mundo. Pero vamos, no fue su única película que recuerdan las tías y las abuelas. Es imposible olvidarle en Prisionero de Zenda (que ya antes había sido actuada por otro papuchi, Douglas Fairbanks), por ejemplo, donde (volviendo a actuar con Kerr) se hace pasar por un rey enfermo e intenta salvar un reino; o en Sodoma y Gomorra, cuando quiere salvar -again- a una ciudad pervertida…

¿Porqué encantaba Granger? Tal vez por que siempre tenía esa postura regia, aunque sudara hasta los cabellos y porque siempre acudiría a salvarte, sin importar el percance. Mucho antes de Indiana Jones, estaba Allan Quatermain y ése era Granger. Estilacho inglés mezclado con garra. Ya sabes cómo le gusta a las mujeres aquello, aunque lo nieguen en estos tiempos. Aquí somos sinceras, la verdad. Pase, casero, hay colores, hay galanes que siguen siendo vigentes en nuestro subconsciente.

Stewart Granger según la Wikipedia

Stewart Granger según IMDB

Stewart Granger, galería de fotos

Stewart Granger en vídeo:
Las Minas del Rey Salomón



Prisionero de Zenda



Scaramouche



El hombre en Gris

Madre Eterna

Lo dice Dreampicker

Sara García, madre eterna del cine mexicano.

Si hablamos de madres en el cine hispano, inmediatamente tendríamos que hablar de ella. Su carisma, su encantador aspecto bonachón escondía a una mujer decidida, de aquellas que le arrancan al destino el éxito, pese a los golpes del mismo. De entrada, fue la única hija de un matrimonio que tuvo 10 hijos que murieron infantes. Su mala suerte la hizo contraer una enfermedad contagiosa, que se llevó a la tumba a su propia madre. Su única propia hija murió a tierna edad. El amor no le fue conocido, pues su matrimonio duró lo suficiente como para darle aquella hija que se le fue…

Pero en el cine, floreció como rosa perfumada de larga vida. Fue la madre y luego la abuela eternas, aquellas mujeres de carácter abnegado y muchas veces fuerte, que sostenían al héroe o heroína que sufría los avatares de la historia; el sostén de varios hogares inolvidables, con maridos inolvidables, también. El más conocido de sus vástagos cinematográficos, nuestro papacito inmortal latino, Pedro Infante. Imposible no reír al verlos interactuar en Los Tres García, con el timming perfecto… Su marido ideal (cinematográficamente hablando y en nuestra opinión) Joaquín Pardavé, claro.

Ahí se queda la leyenda urbana (que no tiene nada de leyenda, porque es verdad), de la sacada de todos sus dientes por decisión propia, para un papel teatral; lo que en verdad se sabe es que nació a finales del siglo XIX y que en la mitad de la veintena, empezó a hacer cine mudo (En defensa propia – 1917) para no detenerse hasta el inicio de la década de los 80s, con su última película, Sexo vs .Sexo (1980). Prácticamente estuvo en casi todas las películas mexicanas producidas en todo ese tiempo. Con la venida de la televisión, su participación fue recordadísima por aquellos que pasan la cuarentena, como la abuelita adorable de la telenovela Mundo de Juguete; pero teniendo otras actuaciones en diversos programas, siendo su última novela, Viviana, aquella donde aparece una diva ya conocida los lectores, Lucía Méndez.

Como sea, la idea de este post es mostrar aquella figura maternal que marcó la vida de muchos latinos, porque fue la imagen mental que varios tuvimos de las abuelitas, de las mamás corajudas que -en verdad- existen y viven vidas reales alrededor de nosotros. Homenaje a ellas y a una estrella, que sigue viviendo en el écran electrónico del vídeo.

Sara García en IMDB

Sara García en Estrellas del Cine Mexicano

Los videos:

¿Porqué Nací Mujer? Película completa, en Youtube.

Entrevista a Sara García (primera parte)

Entrevista a Sara García (segunda parte)

Los tres García. Trailer oficial

El Rey

Lo dice @dreampicker

José Alfredo Jiménez. Una identidad, una imagen, muchas canciones.

Se dice que, sin el cine de la Edad de Oro de México, la identidad de Latino América estaría perdida en alguna década o cantaría en otro idioma. Pero el cine mexicano, sin la banda sonora de José Alfredo Jiménez (1926 – 1975), no sería ni para un balazo del Indio Fernández (o tal vez sí, pero eso es tema para otro post). No hay latino que no conozca, por lo menos, alguna de sus canciones y no haya asociado alguna a un dramón particular, en algún momento. La temática de sus canciones son el drama amoroso, asociado a la fatalidad de un amor no correspondido o contrariado; y el trago como escusa perfecta para olvidar o inmolarse. No era para asombrarse, pues él tenía problemas con la bebida… y con las mujeres…

Mesero, futbolista, canta por primera vez en 1948, con el trio Los Rebeldes; pero su carrera como compositor toma vuelo en 1950 cuando Andrés Huesca y sus Costeños, graban su primera canción conocida “Yo”. ¿Qué pasa luego? Un éxito tras otro. Sus canciones fueron interpretadas por las estrellas del momento como Pedro Infante, Jorge Negrete, Miguel Aceves Mejía, Javier Solis, entre otros. También saltó al cine, teniendo papeles en películas, e incluso se le hizo un biopic póstumo.

Ah, ¿y saben qué? No tenía conocimientos de solfeo, melodía ni composición. Dicen que le silbaba las melodías a los músicos y los arreglos se los hacía un amigo. Tremendo talento. Aquí dejamos, en video, las mejores interpretaciones de sus canciones, algunas simplemente inolvidables. A sacar el trago y suspirar, cantando a grito pelado.

El disco tributo: Y sigue siendo el Rey. Duetos de Jiménez con famosos, por la magia de la tecnología (sí, así de lugar común) con otras estrellas que ya fueron. Es un must en la discoteca virtual.

En Torrent.

En video:

Pedro Infante

Javier Solís

Miguel Aceves Mejía

Somos Cine. ¿Hacemos Cine?

Lo dicen @fatimatv y @dreampicker

Rossana Díaz es escritora y cineasta. En estas últimas épocas, directora de orquesta. Tuvo la deferencia de concedernos una entrevista, donde le preguntamos muchas cosas que nos intrigan sobre hacer cine en Perú, sobre la nominación de Claudia Llosa y muchas cosas más. También le preguntamos sobre su proyecto cinematográfico, Viaje a Tombuktú. Muy a su estilo, nos contó cosas interesantísimas y de paso, nos dejó pensando en lo que cuesta hacer un proyecto realidad. Presten mucha atención.

Si quieren saber más de Rossana Díaz, visiten su site, aquí. Tiene otro genial proyecto de difusión y apreciación cinemera, que se llama Ver o no Ver. Nosotras ya nos hicimos sus hinchas.

Nota de publicación: @dreampicker entrevista, pero @fatimatv estuvo de camarógrafa y de preguntona, también. No saben lo que ha costado levantar este video, pero lo vale. Estaremos intentando “embeberlo” or else. Cosas del wordpress temperamental…

Actualización: Nos linkea Cinencuentro y Gabriel Ruiz Ortega también habia hecho su tarea. Somos más.

Papacitos Eternos 2

Estilo, mucho estilo.

Lo dice @dreampicker

Una siempre se preguntaba, cuando escuchaba la conocida canción “Putting on The Ritz” quién diablos era ése tipo al que el cantante se esforzaba tanto en imitar.

Putting on The Ritz (Versión de Taco)

Con el tiempo, se entendió claramente que desde el orejón Clark Gable hasta Taco, pasando por Fred Astaire y Mel Brooks; querían era ser tan cool como lo era Gary Cooper, el arquetipo del hombre norteamericano. Si no hubiera sido porque económicamente le fue mejor como actor, tal vez Frank James Cooper hubiera sido un dibujante de sátiras políticas o hubiera atendido los negocios de sus padres, en Montana. Nos hubiéramos perdido tanto, la verdad.

Más de 1.90 de altura, espectaculares ojos azules, modales refinados y mucho, mucho estilo, hizo sus pininos en el cine mudo, teniendo participación en una de las primeras películas ganadoras de un Oscar, pero esa ya es otra historia. Como era de esperarse, tuvo sonados romances con muchas actrices, pese a estar casado y algunas de ellas se lo tomaron lo suficientemente mal como para mandarlo al demonio, cuando no consiguió el divorcio de la titular.

Así con todo, Gary Cooper representa, en varios aspectos, al hombre que todo norteamericano quería ser, en algún momento: cosmopolita, guapo, bien plantado pero sensible y decidido. No les daremos la contra.

Gary Cooper en Wings, una de sus primeras películas

Homenaje a Gary Cooper (Ella Fritzgerald canta para él)

Una galería de Fotos

Wikipedia

Todas sus películas, en IMDB

Putting on The Ritz: Dos versiones tan raras como divertidas. Todos quieren ser él. El alarido de Frankenstein es alucinante.

Clark Gable

The Young Frankenstein

“¡Voy a la Gloria!”

Lo dice: @dreampicker

http://commons.wikimedia.org/wiki/Isadora_Duncan

Isadora Duncan

Tremendo bailongo armó Celia Cruz cuando sacó una canción a Isadora Duncan, allá por los 70s, nos parece. El primer acercamiento para mucha gente, que se la pasaba preguntando quién era ella. Tal vez por ahí salió, más que la historia de su vida, la de su muerte: ahorcada por su propia mascada. Alguna renombrable picona dijo: “la afectación puede ser peligrosa”   y la verdad es que quien vive como le da la gana, no tiene nada de qué arrepentirse – y sobre todo- a nadie a quién rendirle cuentas por ello.

Duncan, que andaba contra la corriente, mandó al diablo al ballet clásico (y creó una escuela de danza), a las oleadas migratorias (todo el mundo venía a hacerse “la América” y ella fue a Europa), a las decentes costumbres de paternidad (fue una orgullosa madre soltera), a la manera como trataba a sus relaciones sentimentales y a su cuerpo (al parecer, era bisexual y con muchos amantes y demás “asuntos”) en los inicios del siglo XX. Creo que a nadie se le ocurriría decir hoy, que ella no representa uno de los pasos más fuertes de la mujer en el siglo que pasó, ni un espectacular ejemplo de conciencia femenina, en un mundo que se ilumina desde las sombras del siglo anterior…

Un siglo después, sigue siendo un ícono. Te la presentamos.

The Isadora Duncan Dance Company

Una buena Bio, aquí.

Una buena Galería de fotos, aquí.

¿Qué dice Wikipedia?

Isadora Danza.- Al parecer, el único registro fílmico que se conserva de ella, es éste.

Un documental.- Isadora Duncan. Duración: 54′ Bio y comentarios sobre Isadora y su obra. Algunas dramatizaciones. En Inglés y Francés. Google Video.

Celia Cruz canta la canción aludida, con la Fania All Stars. Entre los corales, Héctor Lavoe. De luxe.

Papacitos Eternos (01)

Errol Flynn. Cuero.

Errol Flynn. Cuero.

Digan lo que quieran, pero papacitos, los de antes. Lo eran porque no habían instituciones que los fabricaban, porque la cirugía estética aún no hacía milagros y porque los cueros naturales estaban para ser espulgados o simplemente destacaban como haces de luz entre la gente común. El asunto es que a este cuero (que ya debe ser chalona, porque murió en l959) Lo descubrieron de casualidad, al verlo buenote, fornido y con actitudes para la actuación, enchufándolo en una primera aparición (cachasienta por cierto, porque él jamás tuvo pasta de santo) como un sacerdote, en una película australiana. Antes de ello, el buen Errol había tenido una vida tormentosa, que nunca fue superada ni por el más enrevesado argumento de sus películas: nacido en Tazmania, Australia; expulsado del Eaton  College (la escuela privada más famosa de UK), empleado de correos, pescador, capataz de una plantación de tabaco en Nueva Guinea, boxeador, capador de reses, atleta en los juegos Olímpicos… sólo le faltó, (como dicen en el Chavo) ser revendedor de boletos en el estadio Azteca.

Errol Flynn

¿Es que alguien puede osar cuestionar su encanto? No lo creemos.

Así todo, papacito y sinvergüenza, Errol Flynn sólo pudo interpretarse a sí mismo, con otros nombres y en otras épocas. Algunos se burlan de su interpretación en pantys de Robin Hood y creemos que es sincera envidia, porque luce espectacular. Tal vez es que no comprenden que el fuego que llevaba interno le daba ese aire atrevido que trataba de aguantar y disimular mientras se reencarnaba en cada papel, pero en la vida real era un loco completo. Borracho, parrandero, decía “el whisky, viejo, las mujeres, jóvenes” y ya no decimos más, porque lo mejor es verle actuar y saber que luego de él, algunos galanes sólo quedaron para recoger migajas.

Qué dice Wikipedia de él

El website oficial, hecho por su hija

Una galería de fotos

Qué dice IMDB sobre él

En video. Homenaje…



En videos. El Capitán Blood… homenaje y trailer original