Quién leyó “Ulises”?


Ulises“, escrito hace 88 años por el irlandés James Joyce es tal vez uno de los libros mas emblemáticos del siglo XX, no solo por la complejidad de la obra que mezcla simbolismo, distintas clases de narrativa y una serie de adiciones que según el mismo Joyce, tomaría toda una vida descifrar, y tampoco por la legión de legítimos fans que recorren todos los lugares por los que pasaron Dedalus y Bloom (personajes de la obra) en Dublin donde incluso comen lo mismo que ellos comieron, durante el Bloomsday celebrado cada 16 de Junio.

Pues bien, esta obra también es emblemática porque cuando alguien intenta pegarla de iconoclasta convencional o de literato en ciernes, menciona a “Ulises” como la obra cumbre de la literatura universal, la cual si no has leído, no puedes pertenecer a la élite literaria a la que supuestamente pertenecen y es incluso mas mencionada que la “Divina Comedia” y todos sus círculos infernalmente dantescos en cada tertulia literaria.

Y siendo “Ulises” tan complejo, puedes entender lo anterior y si se te ocurre realizar algunas preguntas caprichosas, te das cuenta que, lamentablemente, ninguno de los iconoclastas convencionales la leyó.  Entonces las encuestas nos muestran la realidad de que pese a que tanta gente compró el libro, muy pocos son los que realmente lo abrieron, lo iniciaron, los que pasaron al segundo capítulo y mucho menos los que lo terminaron de leer.

Como yo no formo parte de la élite iconoclasta convencional entonces confieso que soy de los que compró el libro pensando leerlo en el momento correcto y que siempre que paso por mi biblioteca, termino agarrando cualquier otro de mis pendientes y al final el Señor Joyce y su obra de lomo duro siguen descansando plácidamente en la base de madera que los sostiene.

Pero como es casi pecado, escribir de lo que no se ha leído, intentaré redimirme leyéndolo durante estas vacaciones.

Ahora mientras meto el libro en la maleta, me pregunto realmente quiénes lo leyeron, entendieron y mejor aún, disfrutaron.

Anuncios

8 Respuestas a “Quién leyó “Ulises”?

  1. Es la verdad. Yo también lo comencé y no lo he logrado avanzar. Sólo 10 páginas en las que dije “come on, mr Joyce, you gotta be kidding”… y creo que no, no lo hacía. Como sea, leer es todo un buen ejercicio de voluntad, destinado a unos pocos elegidos. Otro libro que también -dicen- cuesta leer es El Quijote, pero nada que ver; es lo más divertido y enrevesado. Lectura recomendadísima… Nos leemos.

  2. Yo si lo leí, 2 veces. Si, reconozco que estaba aburrido, que no tenía ni tele ni Internet en casa y que la verdad fue una obsesión más que un trabajo de lector. Pero ahí la tengo bien apuntada y subrayada.

  3. Ya metí a Ulises en la maleta, así estoy segura que si paso del capítulo 3 (donde dicen que se queda la mayoría) entonces podré terminarlo.

    Por otra parte, me encantó el Quijote, lo leí cuando tenía 14 durante una mudanza y no es pesado, por el contrario es bastante divertido. En todo caso la Divina Comedia sí es mas complicado y recuerdo que cuando llegué al séptimo círculo no pude dormir. Es más, ya me dió ganas de leerla nuevamente.

  4. Y confieso que no he leído “Ulises”. Es más, hay muchos libros que me gustaría leer pero que por tiempo o ganas no lo hago. Aprendí que no todas las personas coinciden en los mismos gustos literarios. Lo que para uno resulta agradable y hasta inspirador leer, para otros puede resultar simple, por decirlo de alguna forma. “El Quijote” no lo he leído completo. “Cien años de Soledad” es una de las novelas más espectaculares que he leído. La forma de escribir de Saramago me parece sensacional. Umberto Eco y su “El nombre de la Rosa” es genial, “Los pilares de la tierra” de Ken Follett me abrieron el apetito por la edad media. “Un mundo para Julius” de Bryce no me gustó mucho. Tolkien es un autor que definitivamente le leeré ami hijo, etc, etc, etc. Algunos coincidiran conmigo, otros no. Hay autores que de hecho aún no descubro y que deben ser buenos y me gusta cuando me sugieren leer a tal o cual. Al final, lo que importa es leer.

  5. A mi me pasa el “Efecto Ulises” con el libro Crimen y Castigo de Dostoievski. Lo empiezo y lo dejo en unas páginas. Es más, creo que un efecto importante de no tener la ganas de terminarlo es el titulo del libro ya que si nos fijamos bien es un Spolier. jajajajajaja.

  6. Mi estimada Isabella, debo confesar un acto criminal: en una de mis visitas a tu morada, destripé el Ulises de tu biblioteca y llené su dura tapa con las páginas de Condorito de Oro – Anniversary Edition (500 pgs. de las mejores aventuras del pajarraco y su mancha). Y propongo, para no ser menos que los fans del buen Leopold Bloom, hacer un peregrinaje por Pelotillehue, donde cenaremos en El Pollo Farsante y beberemos vino Santa Clota en el bar El Tufo.

    Y en cuanto a los literatos en ciernes o iconoclastas convencionales, como tú los llamas (es más fácil decirles poseros), pues les dejo tarea para la casa:

    1. Leer En busca del tiempo pérdido, Rayuela y Los hermanos Karamazov.
    2. Ver El acorazado Potemkin, Ben Hur (versión muda original) y Ciudadano Kane.
    3. Hacer un minucioso resumen de las 6 obras y enviarlo de frente a mi bandeja de correo no deseado. Estaré ocupado viendo un ciclo de Tarantino.

  7. 1. Yala, yala, yala.
    2. yala, yala, yala.

    Aqui hay un problema generacional, pues. Esas preguntas son validas para un adolescente. ¿Ciudadano Kane? No mamen.

    saludos

  8. Mi contribucion por un mundo mejor:

    Potemkin

    Ben Hur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s