Los castrati, dioses y monstruos de la música


Lo dice: @claudics

Farinelli

Poster de la Película Farinelli (1994)

Hubo una época en la historia en que el sacrificio en nombre del arte era algo común. Durante el barroco italiano, entre los años 1600 a 1750, debido a órdenes de la iglesia Católica, las mujeres estaban prohibidas de cantar en iglesias y en espectáculos públicos por lo que los coros estaban formados de niños que hacían las voces de soprano hasta que les cambiaba la voz y debían dejar de cantar.

Surgió entonces la figura del castrato, que siendo niños y demostrando talentos especiales para el canto y la música, fueron elegidos para el nada apreciable honor de ser emasculados con lo cual se lograba que sus cuerdas vocales; las que naturalmente se agrandarían durante la pubertad y adolescencia por el aumento de las hormonas masculinas, detengan ese crecimiento. Con este proceso el castrado tendría la voz de alto de un niño soprano con el poder del pulmón de un hombre adulto. Además eran sometidos a rigurosos entrenamientos vocales y musicales por los grandes maestros de la época como Nikola Porpora lo cual sacaba de ellos sus mejores habilidades y lograba voces maravillosas que encandilaban a su audiencia.

Varios de los castrati como Farinelli, Senesino y Cafarelli, fueron muy famosos y celebrados, tuvieron riqueza, notoriedad y puestos de importancia durante el período de oro de este género musical. Eran engreídos por  nobles,  reyes y compositores quienes les soportaban caprichos de diva y componían arias para el lucimiento de estas estrellas, incluso el gran maestro Handel que escribía para Senesino. Pero la mayoría no corrió con esa suerte. Cada año eran castrados alrededor de cuatro mil niños en Italia los cuáles en el mejor de los casos terminaban cantando en coros de iglesias o enseñando canto por modestos sueldos. Otros no tuvieron más remedio que dedicarse a la prostitución o sucumbir a la depresión, la pobreza y el suicidio.

Farinelli

Asi habría lucido el verdadero Farinelli.

Debido a la castración no solo la voz se afectaba ya que tenían problemas de salud física y emocional. Sufrían de hipogonadismo, besidad, brazos y piernas más largos de lo normal sin mencionar los trastornos de personalidad debido a la mutilación y a su incapacidad de llevar una vida sexual normal.

Después de 1760, los castrati cayeron en “desuso”, hubieron muy pocos papeles para ellos en las óperas de la época e incluso hubo la prohibición de dejar cantar en las iglesias y locales públicos a esos “fenómenos”. El último castrato que cantó en un escenario fue Giovanni Battista Velluti en 1825.

Cecilia Bartoli

Cecilia Bartoli caracterizada como la escultura de un castrati.

Inspirada en el drama de los castrati, la soprano italiana Cecilia Bartoli quien tiene una vocación de Sherlock Holmes de la música; según sus propias palabras, investigó profundamente sobre el tema y el año pasado sacó un disco especial con libro incluído que expone este sacrificio en nombre de la música con el nombre preciso de Sacrificium. Bartoli nos remonta a los tiempos de los castrati con su voz y nos conecta con el sentido barroco del estoicismo por la belleza.

Biografía e imágenes de los principales castrati acá

Alessandro Moresschi, el último castrato en la música occidental, en una grabacion de 1904. Es lo más cercano que podemos estar a las voces de los castrati del barroco pues ya no existían las escuelas ni los grandes maestros de la época.

Entrevista a Cecilia Bartoli sobre Sacrificium (en inglés)

De Monstruos y Prodigios: la Historia de los Castrati. Obra de teatro mexicana escrita por Jorge Kuri y dirigida por Claudio Valdés Kuri

Mozart escribió un papel para castrato (Cavalier Ramiro) en su ópera La finta giardiniera. Acá el aria Se l’augellin sen fugge interpretada por el soprano masculino Arno Raunig.

Escena de Farinelli, película sobre el más famosos de todos los castrati. Cuando se retiró de los escenarios fue cantante personal de Felipe V de España, a quien curó de la depresión con su voz y se convirtió en consejero del monarca y tuvo mucho poder.

9 Respuestas a “Los castrati, dioses y monstruos de la música

  1. Muy buen post. Todos los videos, favoriteados.

  2. Voy a buscar el cd y libro de Cecilia Bartoli!. Gracias por el dato!.

  3. Increíble como en nombre del arte, y sentirse trasncendente, se puedan hacer ese tipo de sacrificios. Algo que pasa en la actualidad son las tremendad transformaciones físicas de algunos actores de cine main stream para hacer papeles protagónicos.

  4. es horroroso

    • Si, era una costumbre bárbara para satisfacer gustos “exquisitos” sin tener en cuenta la voluntad de un ser humano y su dignidad. Sin embargo forma parte de la historia de la música.

  5. muchas gracias me acabas de ayudar mucho en mi tarea🙂

  6. era una vida muy dura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s