Celebrando a Chopin


Lo dice: @claudics
Chopin

Fréderick Chopin

A pesar de que han transcurrido 200 años desde su nacimiento Frédéric François Chopin (bautizado como Fryderyk Franciszek Chopin) es totalmente actual pues la música que compuso aún llega al corazón y motiva nuestros sentimientos con sus valses, nocturnos, preludios, mazurcas y polonesas. Aquellas joyas de 3 minutos con soberbia técnica y sofisticadas armonías que equivaldrían a 3 horas de ópera o sinfonías de otros compositores, en mi modesta opinión, y porsupuesto no soy la única que piensa así.

Han habido celebraciones en todo el mundo para celebrar su cumpleaños, o sus cumpleaños, porque no se sabe a ciencia cierta si la verdadera fecha es la que aparece en la partida de nacimiento(22 de febrero) o la que solía celebrar con su familia (1 de marzo). Una de ellas, muy original,  fue un maratón de 171 horas de música ininterrumpida en Varsovia.

El piano de Chopin

Piano de la última gira de Chopin

Algo muy inusual es el homenaje de Wall Street al gran pianista. En vez de escuchar el tintineo de monedas y los timbres de las acciones, los operadores y trabajadores disfrutan de su música durante todo el día.

También se imprimieron billetes conmemorativos de 20 Zlotys en honor a Chopin.

En Varsovia la Pinacoteca Chopin presenta una exposición con más de 400 objetos relacionados al artista y en la misma ciudad, se ha inaugurado un nuevo museo en honor del músico, hijo ilustre de la ciudad. Ver aquí y acá. Desde el lugar parte una ruta de turismo por los principales lugares de la ciudad donde el músico transitó y vivió.

Asimismo, la oficina de turismo de París ofrece una ruta cultural llamada La Balada de Chopin (En francés. Gracias Google translate) que incluye el jardín de la Tullerías, la Biblioteca polaca, el conservatorio, el cementerio du Père Lachaise y el Musée de la Vie romantique o Museo de la Vida Romántica con una exposición de más de 90 obras de arte relacionadas a Chopin, Sand y al romanticismo, estilo del que ésta pareja célebre constituye el epítome mayor por su amor apasionado y final trágico. Además Cite de Musique presenta otra exposición llamada Chopin in Paris – the Composer’s Workshop. Breves reseñas acá

George Sand

George Sand

Palma de Mallorca honra a Chopin y George Sand con una placa conmemorativa en el lugar donde solía estar el primer alojamiento a donde llegó la pareja.

Y no hay mejor homenaje que escuchar la música del maestro a todo volumen y con lágrimas en los ojos, como corresponde.

Vals del minuto

Nocturno Op.9 No.2 por Arthur Rubinstein

Chopin ballade No. 1 en G menor, escena de la película La Note Bleue (1991) con Sophie Marceu y Janusz Olejniczak

Prelude No. 4

Mazurca Op.24, No.1

Polonesa heroica por Arthur Rubinstein

La marcha funebre

Anuncios

5 Respuestas a “Celebrando a Chopin

  1. Muy buen post Claudia, pero no creo que una celebración por el bicentenario de Chopin pueda estar completo sin el homenaje que le realizó el gran Chespirito. Aquí dejo el video http://www.youtube.com/watch?v=V9W4sx8ICWE

  2. Oh, si, infaltable. Que bueno que lo hayas pegado. La verdad es que con tan apoteósicas celebraciones del onomástico 200 de Chopin hasta los wagnerianos se han puesto celosos y amenazan con hacer eventos de mayor pompa en el año 2013 cuando se cumplan los 200 de Wagner http://www.benjaminyobp.com/blog/2010/03/02/chopins-birthday-how-will-bayreuth-respond/
    Llegado el momento postearemos sobre esos eventos 🙂

  3. Claudics, como siempre excelente selección!. En lo personal me encanta el Vals del Minuto y lo chistoso es que conocí a Chopin precisamente por ese capítulo de Chespirito 😀

  4. Conocí a los clásicos por un disco que mi padre compró en un remate, Grandes Maestros, producido por Disney. Chopín me atrajo desde el principio, era misterioso y triste. Me conmueve escucharlo, porque contextualizo siempre su música: una Polonia heroica, que siempre desea ser libre y soberana. Dícen que los poetas siempre abundan en la adversidad…

  5. A mi siempre me fascinó escuchar a Chopin por lo meláncólico y triste pero a la vez tan fuerte y poderoso. Y lo de llorar escuchándolo no es una figura retórica. Me han salido lágrimas imparables ecuchándolo en el Santa Úrsula o el Museo de la Nación, la gente pensaría que estoy muy triste o muy loca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s